Please select a hotel.

La Historia

El Carlo IV fue diseñado por el arquitecto austríaco Wölf, en el mismo estilo neoclásico que caracteriza al Teatro Nacional y al Museo Nacional. En principio albergó la Caja de ahorros y préstamos checa, como se puede observar en la inscripción HYPOTECNI BANKA CESKA sobre la puerta. Durante la época comunista, el edificio se convirtió en la sede del Servicio Postal Checoslovaco.

Después de años de abandonos, fue restaurado por arquitectos y diseñadores como Maurizio Papiri, Adam D. Tihany y Simone Micheli. Las características arquitectónicas del edificio original se complementan con las incorporaciones contemporáneas en acero y cristal, que elevan el espacio y le otorgan luminosidad. Las habitaciones cuentan con cabeceros que datan de la primera mitad del siglo XIX y los frescos de la época han sido magníficamente restaurados.